UDLA-Derbéz-Jenkins

Nunca antes en la historia resiente de Puebla se había visto un asalto así a una institución educativa, menos con el prestigio que acarrea en el plano local, nacional e internacional la Universidad de las Américas.
Quizá el episodio reciente de un desencuentro entre la autoridad y la institución, entre lo legal y derecho, fue por allá en los años setentas.
Lo más cerca a estás fechas, fueron los desencuentros entre el Rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Alfonso Esparza Ortiz, con el gobierno actual.
Pero eso es otra historia.
En esta telenovela universitaria hay tres personajes centrales la UDLA, su rector, Luis Ernesto Derbéz y la propia familia Jenkins.
Al iniciar su sección de preguntas y respuestas, el rector -en aprietos- Luis Ernesto Derbéz, señaló que ha habido muchas especulaciones en torno a la toma de las instalaciones por la policía auxiliar del estado.
La frase la debe saber Derbéz si tiene cuarto de crisis en su universidad “Anuncios tardíos dan lugar a especulaciones tempranas”.
Y así fue.
Vea usted nada más:
Se habló de que los dineros de la fundación y espacios legales no tienen residencia en Puebla, si no alguien los arrastró y ubicó en Jalisco.
Otra de las especulaciones es la que, la presunta fundación denominada Bienestar de Filantropía, cambió su domicilio a Barbados para luego ir a parar a Panamá.
Otra: Que los Jenkins se autonombraron como beneficiarios únicos del patrimonio que antes era para obras filantrópicas y así sustraer bienes para operaciones ilícitas.
Que la UDLA o el propio patronato la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada (JCIAP) de Puebla en contra integrantes del patronato de la Fundación Jenkins. de la fundación tenía que volver a manos de un Jenkins. Es sería Guillermo Jenkins de landa.
Que el nuevo encargado, responsable o presidente del patronato es Horacio Magaña Martínez, puesto por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada (JCIAP) de Puebla para ir en contra de integrantes del patronato de la Fundación Jenkins.
Además, que el rector Luis Ernesto Derbéz, no tiene una reputación nada clara, pues su posición le sirvió para formar dos empresas para dar diversos servicios a la universidad y sus anexos como los propios Alphas.
Especulaciones muchas señor rector, Luis Ernesto Derbéz.
Ahora sí creo que entenderá que para evitar estás, tendrá que aprenderse la frase: “Anuncios tardíos dan lugar a especulaciones tempranas”
Ojalá le sirva de algo señor rector.
Otra de rector
Lo que son las cosas, mientras la UDLAP pasaba las de Caín, la BUAP daba la bienvenida al programa Delfín 2021 para instruirse a las y los estudiantes de esta máxima casa de estudios.
El discurso enviado por Alfonso Esparza Ortiz a la comunidad universitaria versaba así:
“A pesar de las condiciones que impone la pandemia, la educación y el desarrollo científico no deben detenerse. El mundo necesita de jóvenes como ustedes, dispuestos a dar lo mejor de sí mismos para un beneficio colectivo, aplicando los recursos de la ciencia, la tecnología y las humanidades, para innovar y generar soluciones a las necesidades de la sociedad”.
Claro, en una ceremonia virtual.
Quizá uno de los últimos discursos que podría enviar Esparza Ortiz a la comunidad universitaria como rector, pues su relevo está a la vuelta de la esquina.
Y como hace un año lo mencioné, una mujer se presta a sucederlo en el cargo.
Al tiempo.