Señor presidente, así no

Las últimas posturas del señor presidente, Andrés Manuel López Obrador, en torno a las elecciones del pasado seis de junio inyectan a la sociedad una dosis de divisionismo preocupante a lo largo y ancho del país.

Exclusivamente una llama poderosamente la atención, y es cuando da a entender que personas que leen, se preparan, van a la escuela, viajan al extranjero, intentan instalar un negocio, son productivos, compran Reforma, El Universal, abren un libro, vamos, tienen o tenemos aspiraciones de ser alguien y mejores en la vida, votamos en contra de su proyecto político.

Llamó aspiracionistas a los que están en contra de su gobierno, en contra de su proyecto político, en contra de su 4ta transformación.

Señor presidente, así no se gobierna para todo un país, dividiéndolo.

Señor presidente, así no se trabaja con altura de miras para poder dar a nuestro país el rumbo que desea, no puede jalar a unos y dejar atrás a otros.

Señor presidente, así no se alcanza la transformación de un país.

Señor presidente, así no, así menos se araña la restauración de una nación como la nuestra, resquebrajada y separada desde sus mañaneras.

Señor presidente, así no se gobierna un país, intentando gobernar para unos, atacando y viendo como enemigos a otros.

Señor presidente, así no, yendo contra las instituciones democráticas como el INE, la que le otorgó el triunfo en el 2018 y le dio la mayoría de gubernaturas y diputaciones federales en el 2021, no es como se transforma un país.

Señor presidente, así no, echándole la culpa de todo a administraciones pasadas y no hacerse responsable desde hace 2 años y medio del timón del país.

Señor presidente, así no, no es encubriendo a los responsables de la línea 12 del metro y girar la mirada hacia otro lado buscando culpables donde no los hay y los que son, conviven con usted todos los días, pero que quiere redimirlos a toda costa.

Señor presidente, así no, así el país no podrá transformarlo, porque no le alcanzaría y menos podría alcanzar a con tanto daño a restaurarlo.

Así no, señor presidente.