Monitoreo forestal, base para atención temprana de incendios

El número de hectáreas afectadas por incendios forestales este año se redujo 60 y 30 por ciento, respectivamente, en comparación con los años 2019 y 2020, reportó la secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT), Beatriz Manrique Guevara y destacó que el monitoreo permanente, así como la capacitación a brigadistas de la dependencia, de los municipios más susceptibles y voluntarios, permiten dar pronta respuesta a las conflagraciones que se registran en la entidad.

El gobierno de Puebla, remarcó la funcionaria, mantiene una estrecha colaboración e intercambio de información con los municipios, con base a un completo sistema de monitoreo y además realiza jornadas de capacitación para salvaguardar la integridad de quienes luchan contra las llamas y para el cuidado de los recursos naturales.

Al presentar el reporte del periodo comprendido del 1 de enero al 22 de julio, en el que se registraron daños a 7 mil 405 hectáreas, la funcionaria informó que de acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Puebla ocupó la quinta posición en cuanto a número de eventualidades con 301 incendios, por debajo del Estado de México que tuvo mil 494, la Ciudad de México con 877, y de Chihuahua y Michoacán que registraron 650 y 642, respectivamente.

Los municipios de Puebla con el mayor número de eventos fueron Tlachichuca, Tepatlaxco y Tlahuapan con 26, 25 y 24, seguidos de Chignautla y Zacatlán con 20 cada uno. La mayor afectación fue en el municipio de Cohetzala que sumó mil 257 hectáreas. Tlachichuca 931 hectáreas, mientras Jolalpan sufrió daños en 627 hectáreas forestales.