Miguel Barbosa no juega con la aplicación de la ley

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, no juega cuando habla de aplicar la justicia aún contra funcionarios públicos y así lo demostró con la detención de los 14 custodios del penal de San Miguel, que supuestamente, participaron en la fuga del peligroso delincuente conocido como El pirulí de Huejotzingo.

También en el caso de los 9 policías, el director de Seguridad Pública y la jueza de San Miguel Xoxtla, los cuales habrían participado en el asesinato del egresado de la BUAP, Carlos Portillo, quién fue detenido el pasado fin de semana y fue asesinado a golpes al interior de la Comandancia de ese Ayuntamiento.

Para los poblanos es necesario tener ese tipo de demostración de aplicación de la ley, debido a que la falta de justicia es uno de los talones de Aquiles de muchos gobiernos, sin embargo en la actual administración del mandatario poblano, Miguel Barbosa, no ha ocurrido de tal forma y muestra de ello es el desmantelamiento del pueblito al interior del penal de San Miguel en donde con el apoyo de ex funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública del estado ,originarios de Chiapas, habían montado un verdadero motel al interior de este Centro de Readaptación Social.

Con este tipo de mensajes, deja claro que no se va a tolerar, ni se va encubrir a los malos funcionarios públicos que pretenden actuar al margen de la ley y en el caso del joven egresado de la BUAP se espera que caiga todo el peso de la ley en contra de los policías que lo masacraron a golpes y lo asesinaron.

Se sabe que las investigaciones podrían alcanzar al presidente municipal de San Miguel Xoxtla, Ángel Flores, quien de manera errónea trató de defender a sus policías ante el enojo de los familiares y la población, y los exoneró de manera anticipada, pese a que ahora se sabe que Carlos presentaba traumatismo en la cabeza por los golpes recibidos.

En el caso de los 14 custodios que fueron enviados al penal de Tepexi, por su presunta responsabilidad en la fuga de El Pirulí, habría que investigar más porque hay indicios de que la persona que ingresó al penal en el en el horario de visita ni siquiera se registró cómo está obligado y a El pirulí lo dejaron salir sin pedir ningún tipo de identificación y además portaba en el pecho todavía el carnet de pase con el número 80 que le proporcionan a los visitantes de los internos, esto fue revelado por el periodista Alfonso Ponce de León en su columna del Diario Intolerancia.

La Fiscalía General del Estado tiene la responsabilidad de cuadrar todo para mantener a los 14 custodios a los policías de Xoxtla, a la juez y el director de Seguridad Pública en prisión, ya que de lo contrario quedará entre la población un mal sabor de boca por la fuga del pirulí y sobre todo por el asesinato de Carlos Portillo.

** ** **
gomezcarlos79@gmail.com