Fiscalía investiga al rector de la BUAP por lavado de mil 420 mdp

El rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, es investigado por la Fiscalía General del Estado debido al posible blanqueo de capitales (lavado de dinero) de un monto superior a los mil 420 millones de pesos, entre los años 2014 a 2017, correspondiente a su primer periodo al frente de la universidad.

Este dinero fue transferido a empresas de diversos giros, la mayoría de ellas en proceso de extinsión o con domicilios fiscales inexistentes, a nombre de un principal imputado cuyo nombre no fue revelado, pero que sería la persona que está brindando información a la Fiscalía, probablemente como parte de un acuerdo de cooperación, ya que este sujeto se encuentra recluido en el área «W» del penal de San Miguel.

Este individuo habría sido contador público de la BUAP y afirma haber lavado para Esparza, montos de entre 86 y 201 millones de pesos cada año, a partir de 2014 y hasta 2017, a través de un esquema que supone la utilización de empresas fantasma y que incluso involucra al equipo de futbol «Lobos BUAP», cuando éste era propiedad de la Universidad de Puebla.

La investigación de la Fiscalía contra Alfonso Esparza y al menos cuatro personas más, fue dada a conocer este día por el periodista Fernando Maldonado, a través de su columna en parabólica.mx y revela un complejo entramado que involucra al hermano y una hija del rector.

https://www.parabolica.mx/2021/columnas/parabolica/item/6526-los-anos-de-jauja-en-la-buap

De acuerdo con esa publicación, en la triángulación de recursos públicos o lavado de dinero, participaron el propio Alfonso Esparaza, su hermano Francisco, su hija Andrea, el tesorero general de la BUAP, Óscar Gilbón Rosete y otra persona identificada como María Isabel Martínez Hermoso, a quien se le conoce como «la voz del rector».

Fernando Maldonado afirma en su columna periodística que toda la investigación contra Esparza se encuentra contenida en la carpeta 001/2019/UIEDORPI que desarrolla la Fiscalía, en la que se sigue la pista de todo el dinero público, procedente de las arcas de la BUAP, que fue presuntamente fue desvíado por Esparza Ortiz y sus posibles cómplices para beneficio personal.

En la empresa Alarraqui SA de CV se establece que fueron desviados 665 millones 397 mil 572 pesos; un año después, en 2017 a través de Arrendadora ROES SA de CV, fueron 396 millones 921 mil 584 pesos; en ese mismo año el Instituto Panamericano de Capacitación Empresarial Sociedad Civil, el monto ascendió a 252 millones 231 mil 336 pesos.

Señala la columna periodística.

Alfonso Esparza Ortiz es rector de la BUAP desde 2013, cuando ingresó como interino tras la salida de Enrique Agüera -quien buscaba la presidencia municipal de Puebla -y está por concluir su gestión al frente de la máxima casa de estudios del estado, lo cual ocurrirá en octubre próximo.

Que caminen los expedientes: Barbosa

Durante su videoconferencia de prensa de este lunes, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, evitó hacer mayores pronunciamientos sobre la publicación de Fernando Maldonado con el objetivo de no enturbiar la investigación y únicamente se limitó a pedir «que los expedientes caminen».

«Para no abundar en un asunto de señalamiento desde mi voz: hay que caminen los expedientes, yo algún día lo dije. Sólo eso voy a decir, quiero ser muy cuidadoso».

Miguel Barbosa Huerta.