Entre 3 y 10 años pasará Bill Cosby en prisión

El cómico Bill Cosby ha sido condenado este martes, en un tribunal local de Norristown, en el estado de Pensilvania (EE.UU.), a entre tres y diez años de prisión por varios delitos de agresión sexual . El juez ha ordenado su ingreso inmediato en prisión, además de pagar los costes del caso y una multa de 25.000 dólares.

Andrew Wyatt, portavoz del cómico Bill Cosby, ha calificado el juicio en el que el actor ha sido condenado a un máximo de diez años de prisión como «el más racista y sexista de la historia de Estados Unidos». «Este ha sido el juicio más racista y sexista en la historia de Estados Unidos», ha opinado Wyatt.

Cosby ha abandonado la sala esposado y bajo custodia de las autoridades después de que el juez de la corte local de Norristown, estado de Pensilvania, rechazara que quedara en libertad durante el periodo de apelaciones.

En el segundo día de las audiencias de lectura de su sentencia, el juez ha impuesto una condena máxima de diez años de cárcel al actor, que fue descrito por el magistrado como un «depredador sexual violento».

La descripción de Cosby como «depredador sexual violento» implica que sea incluido en listas de registro de abusadores sexuales que se envían a los colegios y que reciba sesiones de terapia durante el resto de su vida.

Los cargos por los que ha sido declarado culpable el cómico en abril por un jurado son penetración sin consentimiento, penetración mientras se está inconsciente y penetración tras el suministro de un estupefaciente.

Más de 60 mujeres han acusado a Cosby de abusar sexualmente de ellas entre 1960 y 2000, aunque esos casos no prosperaron por haber prescrito.

Esta mujer aseguró que una noche a principios de 2004 Cosby la invitó a su mansión de Cheltenham y le dio unas pastillas que le marearon y permitieron al artista abusar de ella.

Tres cargos de agresión sexual

El desagradable episodio fue llevado a la Corte y se tradujo en tres cargos de agresión sexual, incluyendo penetración sin consentimiento, penetración mientras se está inconsciente y penetración tras el suministro de un estupefaciente; unos delitos por los que ha sido condenado este martes a entre tres y diez años de prisión.

Desde la declaración de culpabilidad en abril, numerosas instituciones ilustres, como la Academia de Hollywood y las universidades de Yale y Nueva York, han decidido expulsar a Cosby o retirarle los títulos honoríficos que le habían concedido.

El Centro Kennedy de Washington ha optado también por retirar los premios Kennedy y Mark Twain, dos de los más prestigiosos en el sector cultural estadounidense, que habían sido otorgados al famoso cómico a lo largo de su carrera.

No solo las altas esferas quisieron mostrar su rechazo al lamentable currículum sexual de Cosby, sino que hasta su bar favorito en Washington, el Ben’s Chili Bowl, borró su colorido mural exterior en el que aparecía el rostro del artista, por intensas presiones de sus clientes.

De este modo, la sociedad estadounidense ha tratado de anular en los últimos meses hasta el último rastro de la veneración generalizada que existió una vez hacia Cosby, que fue el primer afroamericano en protagonizar una serie dramática, un formato reservado entonces para los blancos y que nada tenía que ver con la música y la comedia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *