Asaltan base de la Ruta 10 ¡y se llevan hasta los zapatos!

Cuatro sujetos armados y con pasamontañas asaltaron a siete personas que se encontraban en la base de la Ruta 10 en San Francisco Totimehuacán, junta auxiliar del municipio de Puebla. Entre las víctimas se encuentran tres trabajadores de limpieza, un chofer, una checadora y dos usuarios del transporte público; no conformes con el dinero en efectivo y los teléfonos celulares de los agraviados, los delincuentes dejaron descalzo a uno de los pasajeros ya que le robaron sus zapatos para después huir.

Los hechos ocurrieron la mañana de ayer, aproximadamente a las 6:30 horas, sobre Camino Real a Atotonilco, a la altura del barrio de Santa Clara La Venta.

Testigos comentaron que hasta ahí, llegaron cuatro sujetos encapuchados y con pistola en mano. Inmediatamente, los ladrones sometieron a sus víctimas, a quienes les pegaron para quitarles dinero, celulares y hasta los zapatos.

En el caso del chofer, a decir de los entrevistados, el robo fue por la cuenta de dos días de trabajo, su celular y hasta su tarjeta de circulación, cuyo botín fue calculado en más de dos mil pesos.

Sin embargo, lo más inusual, a decir de los testigos, fue que los ladrones también se llevaron las cajas de zapatos que llevaba una usuaria del transporte público que esperaba subir a una de las unidades de la Ruta, mientras que al hijo de esta, le quitaron los zapatos que en ese instante llevaba puestos, dejándolo descalzo.

Una vez que consiguieron su objetivo, los delincuentes huyeron de la zona sin que al momento se sepa de su detención; aunque al lugar llegaron policías municipales, para entonces, ya no había rastro alguno de los asaltantes, que, al parecer, son del mismo barrio, situación por la que se sospecha, se cubrieron el rostro para evitar ser reconocidos.

En tanto, uno de los trabajadores de limpieza de dicha base del transporte público, acudió por sus propios medios a un hospital privado ya que fue el que se llevó la peor parte, pues uno de los ladrones le dio un cachazo en la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *