Santera cubana, principal sospechosa del homicidio de dueño del Franco’s

Tonatiuh Muñoz 

Una mujer transexual de origen cubano sería la principal sospechosa en el homicidio del empresario Jorge Abel Espinoza Ocampo, mejor conocido como «Franco», quien fue asesinado la tarde del lunes 22 de julio al interior de una vivienda de su propiedad en las inmediaciones del Parque Ecológico.

Así lo dio a conocer «El Blog del Narco», que se especializa en la difusión de noticias asociadas con los cárteles de las drogas, la narcocultura y otra clase de delitos de alto impacto cometidos por miembros de la delincuencia organizada.

De acuerdo con la página de Facebook de dicho blog, una persona de nacionalidad cubana identificada como Yosanki N., es considerada por amigos y familiares de la víctima como la sospechosa con mayor probabilidad de haber cometido ese crimen, puesto que mantenía un conflicto de carácter mercantil con el hoy occiso y desde el pasado lunes por la noche está desparecida.

Según publicaciones en redes sociales que fueron recogidas por El Blog del Narco, atribuidas a su vez a personas allegadas al empresario de 55 años, Yosanki N, tenía fuertes diferencias con «Franco», debido a la vivienda que este le rentaba y que la extranjera ya se negaba a abandonar.

Primera Plana consignó en una nota informativa anterior, las versiones sobre un posible móvil de este crimen de odio, que tras el correr de las horas ha generado mayor indignación entre los miembros del colectivo LGBTI, así como trasciende a nivel nacional por medio de páginas de noticias de todo el país.

El blog del narco no da cuenta de la actividad laboral de la cubana, que según testimonios de personas cercanas a Franco, tenía como pirncipal fuente de ingresos la práctica de la Santería y completaba sus ganancias como animadora ocasional (Goga) en algunos centros nocturnos.

Primera Plana también comprobó que existe al menos un documento de identificación de Yosanki N, el cual habría olvidado en la vivienda donde se cometió el homicidio y que la acredita como ciudadana de Cuba, cuyo nombre se reasignó tras determinarse legalmente que su identidad sexogenérica es de una mujer y no de un hombre.

Es decir que por el momento se desconoce cuál es el apelativo original de la persona que hasta la tarde de ayer era la inquilina del empresario LGBTI. Miembros de la comunidad transexual informaron también que existe la intención de acudir ante la Embajada de Cuba para plantear ante aquella representación el caso de manera formal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *