Rodríguez Regordosa acosa a reportera por cuestionar su implicación en actos de corrupción

La periodista Yasmin Flores fue víctima de amenazas y hostigamiento por parte del dirigente municipal del Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla, Puebla, Pablo Rodríguez Regordosa, denunció la organización Artículo 19.

Las agresiones contra la colaboradora de la columna Al Portador iniciaron desde hace dos semanas, cuando en una investigación, Yasmin mencionó la supuesta implicación de Rodríguez Regordosa en casos de corrupción, conflicto de interés e irregularidades relacionadas con la instalación de la planta Audi en Puebla, cuando él era Secretario de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico en el gobierno del panista Rafael Moreno Valle.

La agresión más reciente ocurrió el 17 de agosto, cuando Pablo Rodríguez esperó a la periodista en las instalaciones de Al Portador.

“A ver que te pasa, aquí me tienes de frente, no es posible que des información falsa, te exijo me des una disculpa, si no te disculpas atente a las consecuencias”, dijo en esa ocasión el funcionario a Yasmin Flores.

La reportera se dirigió a la cabina de radio para iniciar su transmisión y Rodríguez Regordosa jaló su vestido y siguió intimidándola. Cuando Yasmin entró a la cabina, Rodríguez intentó entrar. Un audio compartido por la periodista muestra la reacción de uno de sus compañeros.

También la madrugada del 10 de agosto pasado, Rodríguez Regordosa le escribió a Yasmin para exigirle una disculpa, la periodista se negó y desde entonces comenzó a recibir llamadas y mensajes del equipo de Rodríguez con amenazas de demandarla o “tomar otras medidas”.

La periodista Yasmin Flore dijo a Artículo 19 que responsabiliza a Pablo Rodríguez Regordosa “de cualquier cosa” que pueda pasarle.

La organización calificó a la intimidación como “una violación al derecho a la libertad de expresión y un contrasentido al libre ejercicio informativo de la periodista”.

Por lo que exigió que la Comisión Estatal de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas haga efectivas las medidas de seguridad que otorgó a la reportera tras las agresiones, además de analizar el nivel de riesgo al que se enfrenta para otorgar medidas para su protección y la de su familia.

De igual forma, solicitó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que intervenga para garantizar que casos como este no se repitan e inste a las autoridades estatales a garantizar una vida libre de violencia y la libertad de expresión a las mujeres.

La violencia contra las mujeres periodistas por su labor periodística es constante en el país. Tan sólo durante la cobertura del proceso electoral de este año, seis reporteras fueron violentadas por candidatos a puestos de elección popular y funcionarios. Las agresiones se tradujeron en intimidaciones, violencia física y amenazas de muerte, señalan datos de la asociación Comunicación e Información de la Mujer.

Mientras que el año pasado, Artículo 19 documentó 130 agresiones en contra de mujeres periodistas.

Con información de Sin Embargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *