¿Médico del despeñadero o al inframundo?

México registró a finales del año, en el mes de noviembre de este 2021, la inflación más alta de los últimos 20 años al llegar a 7.37 %, lo anterior por los aumentos desmedidos en insumos básicos como los provenientes del campo, así como de la energía eléctrica y las gasolinas, entre otros factores.

Hay que comentar que en el 2020 la inflación cerro en un 3.15 %, mientras la economía mexicana cayó 8.2 % en su producto interno bruto.

Pero veamos un poco hacia atrás; en 2019 a un año de gobierno de la Cuarta Deformación la inflación fue del 2.83 %.

Mientras qué, en el 2018 en el último año de Enrique Peña Nieto, los precios al consumidor se elevaron hasta un 4.83 por ciento.

Desafortunadamente un alza en la inflación afecta a quienes menos tienen. Y con esto es muy probable que cuando se publiquen las cifras de pobreza laboral veamos un incremento. Es decir, un alza en el número de personas que con su trabajo no pueden comprar una canasta básica, además que el “pomposo” anuncio del aumento al salario mínimo del 22 % ha quedado hecho polvo por la galopante inflación e incremento de precios.

México es un país en donde hay 55.7 millones de pobres, es decir casi el 44 % de la población, quienes serán los más afectados.

Tan sólo los análisis hechos por el INEGI aseguran que esta inflación pega a quienes ganan menos. Y ejemplifica:

Quienes ganan 1 salario mínimo, ellos son los más afectados, porque para ellos acceder a los bienes de consumo básico les alcanzará cada vez menos porque para ellos la inflación es del 7.6 %.

A los que ganan entre 1 y 3 salarios mínimos los impacta en un 7.4 %

Los que perciben entre 3 y 6 salarios mínimos son afectados en un 7 %.

Por eso es que la inflación o incremento de los precios pega a los más pobres.

De acuerdo a los estudios del CONEVAL México incrementó el número de pobres en los 2 últimos años al pasar de 51.9 millones a 55. 7 millones, esto en su reporte a mediados del 2021.

Asimismo, en el mismo lapso se incrementó el número de personas en pobreza extrema al pasar de 7 % de la población al 8.5 % lo que significa que el número de personas en estas condiciones son 10. 8 millones, siendo esta cifra considerada entre 2018 y 2020.

Y si sumamos los 55.7 millones de pobres y los 10.8 millones de personas en pobreza extrema tenemos un total 66. 5 millones de personas en estas condiciones, es decir poco más de la mitad de la población en nuestro país.

El discurso de Andrés Manuel López Obrador cuando era candidato en el 2018 era de que “los fifís” llevaban al país al “Despeñadero”, hoy tres años después había que preguntarle a los políticos y a los mexicanos:

¿Hacia dónde nos lleva este gobierno de la Cuarta Deformación o la Transformación de Cuarta?

¿Acaso será que nos llevan al matadero?

¿O bien se trata de un cambio en el país en donde en lugar de ir al primer mundo nos llevarán al inframundo?

Pero quiero dejar algo bien claro, que conste que son preguntas, no afirmaciones.

Ustedes saquen sus conclusiones.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

Correo: lagg9756@yahoo.com.mx

Twitter: @Luiguiglez