Leobardo Rodríguez juega con fuego

Algo que no ha entendido Leobardo Rodríguezex tesorero emergente y hoy regidor de Morena, es que no tiene fuero, su grupo político está en proceso de extinción y hay suficientes pruebas para incluirlo en las auditorias e inminentes demandas penales que en breve serán presentadas.
¿A qué juega Leobardo?
¿A ser el valiente defensor de la administración de Claudia Rivera?
¿Cargará con todas las irregularidades que se cometieron en tres años?
Leobardo debe entender que ni Claudia Rivera, ni René Sánchez Galindo, ni Román, ni nadie lo defenderán cuando se hagan públicas las auditorias y se inicien los procedimientos administrativos y posiblemente penales contra los ex funcionarios municipales.
A Leobardo Rodríguez le falta madurez política para entender que cada trienio las posiciones cambian, los carniceros se convierten en reses y hoy le tocará estar en el banquillo de los acusados.
No es nada personal, es un ciclo interminable en la política poblana.
En el proceso de entrega – recepción no se dijo toda la verdad y prueba de ello es que hay déficit de 21 millones de pesos.
Claudia Rivera no dejó ni para tapar un bache y eso quedará asentado en el reporte que se entregue a la Auditoria Superior del Estado.
Pero eso no es lo grave, ni lo que le debería preocupar a Leobardo, debido a que hay cosas peores que pronto saldrá a la luz.
Que no se quiera pasar de listo Leobardo, su tiempo de entregar cuentas llegará muy pronto.
Más de lo que él se imagina.
** ** **
gomezcarlos79@gmail.com