La política económica de López Obrador, sustentada en la justicia tributaria: Armenta

La proyección de ingresos 2022 es de 7.1 billones de pesos, incremento impulsado por una miscelánea fiscal simplificada y justa aseguró el senador de Morena. 

Dentro de la política de ingresos para el siguiente año, en el Senado de la República y la Cámara de Diputados se impulsaron cambios fiscales que incentivan el cumplimiento de las obligaciones y promueven la formalidad de los contribuyentes, desalentando conductas que puedan afectar a la base recaudatoria puntualizó el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara Alta, Alejandro Armenta Mier. 

Durante la exposición del Paquete Económico 2022 con el Club Rotario Industrial, se comprometió con los empresarios a instalar mesas de análisis en diciembre o enero para que este sector conozca las bondades hacendarias incluidas en este paquete. 

El senador de Morena por Puebla señaló que la política económica del presidente Andrés Manuel López Obrador va orientada a lograr justicia tributaria con justicia distributiva, «en esta Miscelánea Fiscal 2022 se fomenta la competitividad y el crecimiento de los negocios; evitando aumentos de impuestos y la creación de nuevas contribuciones, con el objetivo de fomentar el consumo e incentivar la inversión para dotar de certidumbre a los hogares y empresas en la realización de las actividades económicas». 

Alejandro Armenta aseguró que estos esquemas  favorecerán la recuperación económica en medio de una pandemia de 20 meses por covid-19. 

Detalló que uno de esos esquemas es el Régimen Simplificado de Confianza Personas Físicas, en el cual se reduce la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) con tasas; los rangos van desde el 1% cuando el ingreso es de hasta 300 mil pesos y, el 2.5% para los 3.5 millones de pesos. 

Con ello – enfatizó el senador- se logra un sistema tributario más justo y con este nuevo régimen avanzamos hacia la justicia tributaria, pues los que ganan más pagan más; además de hacerlo más sencillo para todos aquellos contribuyentes que no tienen la capacidad administrativa o los recursos para un contador, ya que sólo se calcula el porcentaje sobre los ingresos y eso es lo que se paga. 

«Con esta miscelánea se contrarresta la informalidad, se reactiva la economía y se otorga facilidades a los pequeños negocios ya que con este nuevo régimen se puede deducir más y en menor tiempo, haciendo que las deducciones sean mucho más grandes a principio de año, una vez realizadas las inversiones favoreciendo la liquidez y promoviendo la inversión» señaló Alejandro Armenta.