La OMS recomienda a los gobiernos mantener la vacunación en el adulto mayor durante la pandemia de COVID -19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a los países identificar y mantener los servicios esenciales de salud y priorizar esfuerzos para mantener continuidad, entre ellos consideran: la prevención de enfermedades transmisibles por medio de la vacunación, atención a población vulnerable como infantes y adultos mayores entre otros.

En México, de acuerdo con la publicación de CONAPO del pasado 04 de mayo, 14, 460,754 personas tienen más de 60 años. De ellos, el 25.55% padece diabetes y el 38.80% hipertensión arterial,ambas comorbilidades relacionadas con casos graves de COVID- 19.

La implementación efectiva de los programas de vacunación no solo reduce los brotes, disminuye los riesgos que pueden incluir muertes en algunos casos, sino que requiere de menos recursos que la respuesta al brote y ayuda a reducir la carga que supone en los sistemas de salud,4 la cual enfrentan actualmente por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con la OMS, los países deben priorizar el seguimiento a los servicios esenciales de la salud como la prevención de enfermedades transmisibles por medio de la vacunación y el cuidado de la población vulnerable como los adultos mayores.

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos a partir de los 50 años las vacunas que se deben aplicar son aquellas que previenen, influenza, tétanos, herpes zóster y neumococo (a partir de los 65 años de edad).

Las vacunas interaccionan con el sistema inmune y producen una respuesta inmunitaria similar a la generada por las infecciones naturales.

“La inmunización tiene un impacto positivo en la salud y durante el envejecimiento, debe ser concebida como una estrategia de prevención de enfermedades y promoción de un envejecimiento saludable. La edad no debe ser una limitante para la aplicación de las vacunas”, reiteró la Dra. Diana Guarneros, director médico asociado de vacunas en MSD México. 


MSD es el nombre comercial de Merck & Co., Inc., con sede global en Kenworth, N.J., EEUU.