Gobierno vs Huachigas

Las palabras del gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta, fueron contundentes en su mañanera al hablar del huachicol y Huachigas.

Palabras más palabras menos, advirtió “en Puebla no hay impunidad sobre la explosión de San Pablo Xochimehuacan, luego de la detención de Ricardo N, alias “El Callo”, presunto líder huachigasero, junto con otros dos implicados por la tragedia en la junta auxiliar la madrugada del 31 de octubre aseguró que no van a parar para dar contra todos los responsables”.

Sin duda alguna, un golpe claro y clara advertencia de que no tendrán descanso personajes que se dediquen al robo de hidrocarburos en Puebla.

Por lo menos “ El Callo” ya cayó.

La lista de personajes que se dedican a la explotación de forma clandestina de los ductos de PEMEX son hartos. Habrá que ir por ellos.

A “El Callo” y sus dos esbirros fueron aprendidos en Cancún.

El trabajo de inteligencia de los elementos de la Fiscalía General del Estado, funcionó.

Ahora, a ir en busca de las más grandes cabezas en el aspecto de la delincuencia organizada.

El gobernador ya lo asentó, no habrá impunidad para huachigaseros.

El primer paso está cumplido.

Parejas lesionadas en política

La política es el arte de destruir a tu enemigo como los reyes, haciendo el bien en primera persona y el mal por terceras.

Creo que no estamos lejos de ello.

Ejemplos dos.

El primero de ellos. El senador, Alejandro Armenta Mier y su primo -ahora si incómodo- el diputado Ignacio Mier Velazco.

El asesinato de los tres ministeriales en Tecamachalco, tierra que gobierna su hijo, Ignacio Mier Bañuelos, no nada más sepultó al edil, sino a su padre y de paso a su hermana.

Ignacio Mier Velazco, trae un beneficio y daño colateral.

El beneficio para Alejandro Armenta Mier, que no movió un dedo para derrocarlo políticamente hablando. Nacho, el diputado se estrelló solito y el daño colateral es para él.

Otra de las parejas explosivas en los últimos meses, son sin duda alguna las panistas, Genoveva Huerta y Augusta Días de Rivera.

Una, pese a su lucha por buscar la reelección al interior del PAN no le alcanzó, su militancia se cansó de ella.

Por el otro lado. Augusta Díaz de Rivera siempre con la mano extendida a su ex oponente, Huerta.

Díaz de Rivera es claro ejemplo de que como dice el clásico, las mujeres se pueden pelear, gritar, luchas hasta despedazarse pero jamás nos haremos daño.

Ya Augusta Díaz invitó a su ex líder estatal del PAN a sumar y no dividir.

Días de asueto

Un respiro. Oportuno.

Está columna retornará hasta el primer lunes 3 de enero del 2022.

Agradezco a todos mis amigos y amigas directores y directoras de medios trascendentales para la pluralidad periodística en Puebla y que han abierto tan generosamente las puertas a Causa y Efecto.

Los abrazo con entusiasmo, con harta festividad decembrina.

Nos vemos y nos leemos 3 de enero.

Gracias a todos.

Felices fiestas.