Encuentran a dos mujeres asesinadas en el interior del estado


Información y foto: Reto Diario

El hallazgo de otros dos cuerpos de mujeres, en casos separados, durante los últimos días, se suma a la larga lista de feminicidios ocurridos en la entidad poblana. 

LA ULTRAJAN Y ASESINAN EN HUEYTAMALCO 

El cuerpo sin vida de una mujer identificada con el nombre de Luisa, de 51 años de edad, fue hallado con múltiples golpes, heridas de arma blanca, huellas de abuso sexual y abandonada dentro de una barranca en inmediaciones del municipio de Hueytamalco. 

La víctima era ampliamente buscada por sus familiares, amigos y conocidos desde el pasado sábado 4 de diciembre cuando acudió a una fiesta en una comunidad que limita con el vecino estado de Veracruz y jamás la volvieron a ver de vuelta en su casa. 

Desafortunadamente el viernes pasado (10), unas personas que pasaban por el paraje conocido como “La Rampa” entre las comunidades de Dos Ríos e Insurgentes Socialistas, muy cerca de las cascadas El Salto, dentro de la barranca descubrieron el cadáver de la fémina. 

La víctima tenía sus ropas desgarradas, huellas de haber sido violada, además de heridas con arma blanca y golpes. 

Ante los hechos, personal de la Fiscalía General del Estado se encargó de las diligencias del levantamiento de cadáver e inició la carpeta de investigación para dar lo más pronto posible con el responsable, que según estaría plenamente identificado, ya que sería la última persona con la que se le vio a Luisa. 

LA MATAN A BALAZOS EN TEPEOJUMA 

El segundo caso al interior del estado se reportó la mañana del pasado sábado 11, cuando se encontró el cuerpo de una joven de alrededor de 25 años de edad, con heridas de bala abandonada en el municipio de Tepeojuma. 

Fueron unos campesinos que al ir a sus terrenos de cultivo, sobre un camino de terracería que conduce al conocido balneario de Los Ahuehuetes, quienes descubrieron el cadáver y no dudaron en dar aviso inmediato a las autoridades del pueblo. 

Así más tarde llegaron policías municipales y confirmaron el reporte, por lo que resguardaron el lugar hasta la llegada de personal de la Fiscalía General del Estado, quien se encargó de las diligencias del levantamiento de cadáver que quedó en calidad de desconocido, además de que ya tenía varios días ahí, pues estaba en avanzado estado de descomposición. 

Lo único que se pudo confirmar es que tenía heridas de arma de fuego, sobre todo el de gracia en la cabeza, lo que hace suponer a las autoridades ministeriales que se trató de una ejecución por un posible ajuste de cuentas. 

La víctima permanece en el anfiteatro de Izúcar de Matamoros y solamente se indicó que llevaba un vestido gris con flores, y tenis de la marca Nike en color blanco con naranja.