Desde Tehuacán, Barbosa inaugura nueva relación con la BUAP y municipios

Fotos: Gran Angular

El festival de inicio de la temporada de mole de caderas sirvió de escenario para que el gobernador Miguel Barbosa estableciera una nueva relación con tres instituciones a quienes había enfrentado: la Universidad Autónoma de Puebla y los municipios de Puebla y Tehuacán.

Durante los primeros años de su gobierno, Barbosa se distanció del rector de la BUAP, Alfonso Esparza, y confrontó a los alcaldes de los dos municipios más importantes del estado. A Felipe Patjane, alcalde de Tehuacán, lo acusó de enriquecimiento ilícito y actualmente se encuentra en la cárcel esperando ser condenado.

Con el ayuntamiento de Puebla también existió una relación complicada que se fue empeorando, al grado de que el trienio finalizó con una celebración separada del Grito de Independencia, con Barbosa en Casa Aguayo y Claudia Rivera en el Palacio Municipal angelopolitano.

Pero el mole de caderas se prestó para que el gobierno mandara un mensaje de unidad, no sólo con el nuevo alcalde de la capital de Puebla, Eduardo Rivera, quien es un viejo amigo de Barbosa pues convivieron como legisladores y respaldaron juntos el proyecto del exgobernador Rafael Moreno Valle, sino también con la recientemente electa rectora de la BUAP, Lilia Cedillo.

Los diferentes mensajes envíados por Cedillo y Barbosa en los días anteriores a la toma de protesta de la rectora, dejaban sin lugar a dudas que el mandatario tenía la intención de no trasladar su conflicto con Esparza hacia la sucesora de este, una académica poco vinculada con el exrector, pero sin duda designada por este para cuidarle las espaldas.

Aún así, Barbosa reconoció en Cedillo el perfil de una científica que busca darle una nueva orientación a la BUAP y decidió que el festejo por «la matanza» de los chivos en Tehuacán sería el momento perfecto para reanudar la simbiosis entre la universidad y el gobierno poblano.

Cedillo, nueva relación. Foto: Gran Angular.

Tradicionalmente, el festival de mole de caderas se ha convertido en el evento político más importante del interior del estado, cuya celebración conlleva no sólo la presencia de la clase política sino también imprime el sello distintivo de cada gobernante.

Así, la visita del actual mandatario poblano -quien es oriundo de Tehuacán -implica el inicio de la nueva relación con las mujeres y los hombres que durante los tres siguientes años protagonizarán la agenda mediática de los siguientes tres años.

Tonatiuh Muñoz Aguilar.