Checo Pérez: «Estoy muy feliz de que ganamos en mi país. Vamos por un tequila»

Con su papá, su hermano Toño, su hemana Paola, su esposa Carola e hijo Chequito, Checo Pérez festejó y celebró en la zona del Foro Sol con miles de aficionados mexicanos coreando su nombre y apoyándolo. Además, todo el equipo Red Bull Racing se acercó para festejar a su lado y pasarle la bandera de México, la cual ondeó y con la que posó al lado de Verstappen.

Si bien Checo Pérez aspiró al segundo sitio, reconoció el buen trabajo que hizo con su equipo y el resultado histórico que consiguió en México, al ser el primer piloto mexicano en subir al podio de casa.

“Es increíble. Quería más; hoy quería más. Estuvimos cerca, pero le di al equipo una oportunidad. Di todo”, aceptó al final de la carrera en entrevista con Fórmula 1.

«Es un gran día para el país para toda la afición que me ha apoyado desde el día uno».

De igual forma, mandó un mensaje en español a toda la afición mexicana, ya que dijo que con este podio histórico tiene muchos motivos para poder festejar el papel que hoy tiene México en el automovilismo.

“Quiero que lo disfrutemos muchísimo. Son la mejor afición, no solo hoy, sino desde que empecé mi carrera y nos merecemos festejar mucho”, confesó.

Con el tercer lugar, Pérez se quedó en el cuarto sitio del campeonato de pilotos con 165 puntos y se quedó a solo 20 de Valtteri Bottas de Mercedes, quien tiene 185 y es el tercer sitio. Además, se despegó por 15 unidades de Lando Norris de McLaren, quien es quinto con 150 puntos.

De igual forma, Pérez sostuvo que el inicio de la carrera fue complicado, ya que lo tocó ver el contacto de Valtteri Bottas en primera fila y narró que su única alternativa fue irse al césped para evitar una colisión con algún otro piloto.

“Era importantísimo (tomar buen lugar). Cuando veía a todos, decía, no puede ser y vi el pasto para salir”, narró Checo. «Nos fuimos muy largo con la estrategia y nos quedamos a nada”, dijo el mexicano sobre el cuidado de las llantas y su pelea con Lewis Hamilton.

Incluso, admitió que el podio fue algo bueno para la afición mexicana, ya que se lo merecían por todo lo que el país vivió en estos dos años que se canceló del GP de México debido a la pandemia de Covid-19.

“Esta afición que me ha apoyado desde el día uno. El país que ha vivido momentos complicados y estoy feliz de regresar y darles este podio”.

Por último, Checo ya se visualiza en Brasil con la meta de acercar, aún más, a Red Bull al primer lugar del campeonato de constructores, mismos en el que marchan segundos con 477.5 puntos, apenas una unidad por detrás de Mercedes, quien acumula 478.5 puntos.

“Es un buen resultado. Ahora a pensar en Brasil con una temporada intensa. Un buen resultado general para el equipo”.

«En objetivo es el campeonato de constructores», declaró rápidamente antes de tomarse la foto del triunfo con el equipo.