Cargada mediática contra Aracely Arámbula por presunta agresión a la prensa

El altercado que ocurrió el pasado fin de semana entre la actriz Aracely Arámbula y representantes de la prensa en Estados Unidos, ha provocado una embestida mediática contra la también intérprete, a quien se acusa de haber intentado censurar el trabajo periodístico.

De acuerdo con reporteros, Arámbula habría respondido de manera violenta, al arrebatar el teléfono a uno de los comunicadores, cuando estos intentaron captar imágenes de los hijos de Arámbula y el cantante Luis Miguel a bordo de una camioneta particular.

El zafarrancho ocurrió en Los Ángeles, cuando los trabajadores de los medios acorralaron a Arámbula y abrieron una de las portezuelas del vehículo para fotografiarla junto con sus hijos, menores de edad.

De inmediato, la reacción de la actriz despertó molestia entre los miembros de la prensa, quienes al unísono acusaron un intento de censura, pues argumentaron que Arámbula intentó inhibir el trabajo periodístico, lo cual implica tambièn atentar contra la libertad de expresión.

Sin embargo, el abogado de «La Chule» emitió un comunicado en el que descarta que Arámbula haya incurrido en ese delito, pues recordó que los menores de edad y su privacidad se encuentran protegidos por las leyes estadounidenses, por lo que la reacción de la actriz fue en legítima defensa de la identidad de sus hijos.

“La invasión a la privacidad y vida privada de las personas bajo el absurdo argumento de libertad de expresión y acceso a la información, ha excedido límites y llegando al hostigamiento fuera de todo pudor”, señala el mensaje.

Sin embargo los medios de comunicación en México se han dado un «banquete» con la noticia, otorgándole varios minutos de tiempo aire en las principales televisoras del país. En espacios como «Ventaneando» o «De Primera Mano», que se transmiten en Tv Azteca e Imagen Televisión respectivamente, no se ha hablado de otra cosa que de lo ocurrido el fin de semana.

Lo mismo ha ocurrido en otras cadenas de televisión de paga, como Multimedios, donde los periodistas especializados en espectáculos no han cesado de catalogar el acto de Aracely Arámbula como un franco atentado a la libertad de expresión.