Barbados le dice adiós a la monarquía británica; se convierte en la república más joven del mundo

Barbados ha retirado el reconocimiento como jefa de Estado a la reina de Inglaterra, Isabel II, y este martes se ha convertido ya formalmente en una república con un acto en el que ha estado presente el príncipe de Gales, Carlos de

El príncipe Carlos llegó este domingo a la isla en representación de la reina Isabel II para participar en las ceremonias oficiales, coincidiendo con la celebración el martes del 55º aniversario de la independencia del país del Imperio Británico.

Barbados deja atrás su pasado colonial

La decisión de renunciar a la monarquía y optar por la república se tomó hace ya un año. «Ha llegado el momento de dejar atrás nuestro pasado colonial», anunció entonces la primera ministra, Mia Mottley. «Es nuestra declaración definitiva de confianza en quienes somos y lo que somos capaces de lograr», añadió.

Para oficializar la proclamación de la república se ha llevado a cabo una Gran Celebración Cultural en la que han estado presentes las autoridades de la nación caribeña, el representante de la Casa Real británica e incluso personalidades de la vida pública de Barbados, como la cantante obyn Rihanna Fenty, más conocida como Rihanna, recoge la prensa local.

En su discurso, el príncipe de Gales ha señalado que la esclavitud es una «atrocidad espantosa» que «mancha para siempre» la historia de Reino Unido. Si bien, el hijo de la reina Isabel II afirmó respetar la decisión de la isla de convertirse en una república.

Isabel II felicita a la nueva república de Barbados

Por su parte, la monarca británica ha trasladado sus «felicitaciones» tanto a la Dame Sandra Mason –quien ya es la primera presidenta del país–, como a «todos los barbadenses» con motivo de «esta importante ocasión».

«Visité por primera vez su hermoso país en vísperas de la independencia a principios de 1966 y estoy muy contenta de que mi hijo esté con ustedes hoy. Desde entonces, el pueblo de Barbados ha tenido un lugar especial en mi corazón», ha explicado.