Amy Camacho, mujer emprendedora, inteligente, con gran amor hacia la naturaleza; logró convertirse en un ícono de Puebla

Amy Camacho Wardle,  nació en Estados Unidos,  en Los Ángeles California, pero fue criada en México, ya que sus papás la trajeron a territorio mexicano cuando tenía 5 años. Su mamá era de California y su papá fue originario de Acatzingo, Puebla. 

Su padre fue Carlos Camacho Espíritu, un empresario poblano que impulsó la conservación de la vida silvestre, por lo que fundó  Africam Safari en el año de 1972.

Antes de cumplir 20 años, su padre falleció tras un accidente con unos leones de Africam Safari. Años después su madre también murió de un tipo de cáncer. 

Amy Camacho, era la mayor de siete hermanos, por lo que tuvo que asumir el cargo como directora del Parque de Conservación de Vida Silvestre “Africam Safari”, ubicado en Valsequillo.

En entrevista con medios de comunicación, Amy relató que sus padres le pusieron nombre a sus hijos su nombre por orden alfabético. 

A los 17 años tuvo que hacerse cargo de sus siete hermanos menores tras la muerte de sus padres para después dirigir el safari más importante de Latinoamérica.

La propietaria y directora del Parque de Conservación de Vida Silvestre “Africam Safari”, fue madre, empresaria, amante de los animales y del medio ambiente, y ex funcionaria pública.

Africam Safari es el primer zoológico en México y Latinoamérica, acredigicos y Acuarios (AZA). 

El 2 de abril de 1972, el zoológico abrió sus puertas, siendo el primero tipo safari en toda América Latina, albergando a los animales en un hábitat libre en el que pudieran vivir  como lo harían si fueran libres.

Actualmente alberga, a lo largo de 300 héctareas, en espacios abiertos de Valsequillo, Puebla, más de 5,000 animales de 450 especies, de todos los continentes de la tierra, que se desarrollan libremente. 

Su historia arranca cuando le obsequiaron al Capitán Carlos Camacho un tigre de seis meses; luego recibiría pingüinos y otros animales provenientes de África que, con el apoyo de su esposa y de sus hijos, ayudaría a crecer.

En 2012, Amy Camacho y sus hermanos Frank y Gregory decidieron rescatar a 9 pequeños elefantes huérfanos que serían sacrificados en Namibia, cuyos padres murieron a manos de cazadores furtivos.

Fue madre de tres hijos: Adrián, Melanie y Triana, para ella la familia era su fuente de inspiración.

“Somos como gajos de una trenza, mi familia es muy grande…vivimos como una tribu. Todos  rodeados de la naturaleza y con  un compromiso por  el medio ambiente”.

Fue considerada  por la revista de negocios “Expansión” como una de las diez mujeres más influyentes en el país.

Amy Camacho también fue titular de la Secretaría de Sustentabilidad Ambiental del estado de Puebla, durante el mandato de Rafael Moreno Valle, y durante su estancia en dicha dependencia, impulsó el rescate del Rio Atoyac.

En el año 2012, renunció al cargo para encabezar un proyecto similar a Africam Safari en Chile.

Ella, se declaró ávida lectora de temas como la naturaleza, liderazgo, o los relacionados a las ciencias biológicas y sobre urbanismo sustentable.

Le encantaba la lectura: “cuando hay al menos cinco minutos libres “puedo leer a mi autora preferida Ángeles  Mastretta de todos los tiempos con Mujeres de Ojos  Grandes”.